UN SECTOR CON NECESIDADES EN CONSTANTE CRECIMIENTO

El gasto en salud en Chile representa cerca de un 8 % del PIB y crece a una tasa cercana al 10%. Este nivel de gasto y crecimiento es comparable a los de los países de la OECD y se debe principalmente a razones demográficas. La población de Chile y del mundo está envejeciendo y las enfermedades crónicas con tratamientos prolongados y de alto costo van aumento. Es un hecho conocido que si no se aumenta la eficiencia en el uso de los recursos la mantención del sistema será insostenible causando grave perjuicio a la calidad y esperanza de vida de las personas. En este contexto han surgido en el mundo diversas tecnologías, servicios y estrategias para potenciarlos con la finalidad de superar las brechas actuales (especialistas, listas de espera, etc…) y las que están por venir (enfermedades crónicas, esperanza de vida cada vez mayor).


UN SECTOR EN EL QUE CHILE YA CUENTA CON VENTAJAS COMPETITIVAS

La elección del sector servicios y tecnologías en salud como programa estratégico obedece no sólo al tamaño de su mercado potencial de más de US$600.000.000, sino también a las ventajas competitivas que tiene Chile y en las características que tiene hoy la demanda por el sector, demanda en constante aumento.

Si nos enfocamos en las ventajas competitivas, en materia de servicios clínicos y hospitalarios (públicos y privados) Chile es junto a Brasil, líder en la región. En lo que se refiere a conectividad, otro elemento crucial para desarrollar este tipo de industria, el país se ubica en el lugar 35 de 144 de acuerdo al ranking del Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) lejos de Colombia que ocupa el lugar 63 del ranking, Brasil que se ubica en el 69 y México que está en el puesto 79 dentro del mismo ranking. Junto con lo anterior, Chile ha sido pionero en la implementación de conexiones de fibra óptica para transferencia de información compleja y a alta velocidad. Finalmente, Chile cuenta con tradición y una sólida institucionalidad para el fomento de la innovación. CORFO es un actor reconocido a nivel mundial y un porcentaje importante de su actuar se ha enfocado en el salud durante los últimos años.


OBJETIVOS DEL PROGRAMA

a) Acelerar los procesos de absorción de tecnologías de información y comunicación en el sector salud.

b) Disminuir las asimetrías de información entre los diversos actores (proveedores y consumidores).

c) Potenciar el desarrollo de tecnologías y servicios clave, con especial foco en las necesidades reales, inmediatas y de largo plazo del sector salud.

 


QUÉ TECNOLOGÍAS, QUÉ SERVICIOS

Los desafíos que presenta el constante crecimiento del sector salud ha permitido el nacimiento a nivel global de una nueva industria que nace desde las tecnologías de la información pero que se desarrolla en un entorno altamente complejo y regulado. Las tecnologías y servicios de e-health, se sitúan en un punto intermedio entre el desarrollo de apps y el de medicamentos, tanto en cuanto a tiempo, complejidad y riesgo.

El programa estratégico apunta a desarrollar las tecnologías y servicios que son especialmente prioritarios ya que habilitan el desarrollo de nueva industria, aquellos que apuntan a solucionar problemas priorizados por el Ministerio de Salud y a aquellos que tienen alto potencial de retorno y proyección internacional.