Aisen Etcheverry: “Hay cosas increíbles pasando en temas de salud”

Aisen Etcheverry, gerenta del Programa Estratégico Nacional de Tecnologías y Servicios en Salud ( Salud más Desarrollo), en una reciente entrevista en la Radio Universidad de Chile, analiza y expone la situación actual de Chile referente a las tecnologías en salud.

 

¿De qué se trata el programa estratégico nacional de tecnologías y servicios en salud?

El programa salud más desarrollo es parte de los programas transforma de la Corfo y lo que busca es sofisticar la industria relacionada a las tecnologías de la información en salud. Buscamos tener a mejores proveedores en salud, que entiendan las necesidades de los prestadores de salud y que de esa manera puedan contribuir a la eficiencia de los recursos en el sistema y a que crezca la economía, que es lo que busca Corfo a través de estos programas.

 ¿Se están encadenando los distintos actores que están ligados a este sector?

Exacto, esta es una iniciativa que empezó desde Corfo y que hoy día estamos potenciando junto al ministerio de salud. Lo que estamos intentando hacer es una estrategia país que permita que las tecnologías entren al sector salud, que estén en los hospitales, en los consultorios y de esa manera facilitar la cobertura, la eficiencia y mejorar el acceso a la salud.

 ¿En este proceso se incorpora la academia?

Esta la academia y también está la industria. El programa de salud, como todos los programas de transforma tiene una función público-privada muy fuerte. En el caso de la salud tenemos un foco público un poco mas fuerte ya que el principal comprador de salud es el estado, sin embargo el rol de los privados es esencial. Ellos son los que están desarrollando las tecnologías y son también los que las consumen cuando pensamos en las clínicas.

 ¿Cómo está la industria respecto a esto?

Nosotros nos hemos sorprendido bastante. Cuando partió este programa hace un año, nos creían locos, pero insistimos y nos fuimos dando cuenta de cosas increíbles que están pasando en salud. Tenemos una industria que esta innovando, emprendedores activos y servicios de salud en el sector público que están innovando, haciendo tecnología e incorporándola. Respondiendo a tu pregunta de cómo está la industria, está en un muy buen momento, creciendo rápidamente, muy alineada a lo que está haciendo el programa y enfocada en mejorar la salud como objetivo final.

Hace poco se realizo un seminario, el IHealth convocado por CORFO, ¿Cuál es el motivo de este tipo de convocatoria?

En temas de salud digital como lo es IHealth, hay países que ya hicieron la apuesta y que están teniendo resultados tanto en lo económico como en calidad de salud. Decidimos aprender del camino ya recorrido e invitamos a representantes de distintos países para que nos contaran un poco como había sido su experiencia y sus resultados. Hicimos la conferencia en mayo y fue cuando el programa terminó de construir su hoja de ruta, sus pilares, por lo tanto entrábamos en la fase de ejecución.

¿De qué se trata Ihealth?

Es el conjunto de tecnologías y procesos que permiten que la salud sea digital. Actualmente tenemos aplicaciones, computadores y estas herramientas pueden cumplir un rol muy importante en temas de salud. Permiten que la información fluya en el sistema de salud, algo que suena muy sencillo pero que no lo es.  Este es uno de los pilares fundamentales de este programa.  Hoy día si te enfermas en Cobquecura y debes ser derivado a Concepción, si no llegas con una carpeta con tus exámenes e información el médico que te reciba no sabrá nada de ti. Ese tipo de falta de información es una deficiencia enorme dentro del sistema. Sin embargo, es solucionable gracias a estas tecnologías digitales y a eso apunta el Ihealth, a aprovechar al máximo las posibilidades que nos da la tecnología para evitar ese tipo de situaciones.

El registro clínico electrónico, el software paso la prueba de interoperabilidad, ¿Qué es esto?

La interoperabilidad permite que los software interactúen unos con otros, en términos sencillos permite que el software del hospital A y el del hospital B estén conectados en la misma sintonía. Lograr esto es complejo. A nivel internacional se han definido una serie de estándares que permiten unificar toda la información en un solo software. Esto permite la interoperabilidad y es importante porque la información fluye, es decir si yo me enfermo en un lugar y voy a otro, ellos tienen acceso a mi información. También es importante porque le entrega competencia al mercado, el que compra estos software interoperables lo compra porque es bueno.

Chile se está convirtiendo en un exportador de servicios, que este registro clínico electrónico haya logrado interoperar con software de otros países, ¿Qué significa esto?

Permite que las empresas nacionales puedan exportar a Latinoamérica, eso les da potencial de mercado y es un incentivo para la industria innovadora y nuestros emprendedores. Ahora tenemos una empresa que consiguió interoperar en la Conectaton en Alemania, pero a lo que aspira Corfo es a que todas las empresas nacionales e incluso las internacionales que están instaladas en Chile lo logren. Para eso estamos mirando el modelo europeo y tenemos abierto un concurso en Corfo para crear un centro de referencia en interoperabilidad en Chile, este será el primer centro de su naturaleza en Latinoamérica. Debiera ser un lugar donde las tecnologías puedan ir a certificarse en Chile y donde se pueda formar capital humano.

El perfil de profesional que trabaja en esta área es muy particular, tiene que saber de procesos clínicos y de tecnología. No es cualquier ingeniero, sino que tiene que haber pasado por el área de salud también. Por eso reforzar el capital humano también es algo que tenemos que hacer y este centro que se creará debiese contribuir a esto también.

El tema de la formación de profesionales ¿Cómo se logra?

Ya pasamos el periodo de lo generalista, ya hay muchos ingenieros. Llegamos a un estado en que se requiere mayor especialización y ahí la responsabilidad es tanto de la academia como de la industria. La academia tiene que escuchar las necesidades y la industria, que en este caso es el sector salud, tiene que explicar que es lo que necesita. En Corfo estamos definiendo perfiles de profesionales para crear programas de capacitación. Estamos hablando de salud, todo es grande, son 17 millones de pacientes, por lo tanto implementar proyectos de tecnología tiene una dificultad especial. Encontrar profesionales que sean capaces de llevar a cabo la digitalización de un hospital es difícil.

¿Cómo ha impactado tanto al equipo profesional como al paciente el hecho de dejar de lado el papel?

Si uno mira cosas que están pasando hoy día en los servicios de salud en términos de incorporación de tecnologías es impresionante. En el Sotero del Río hicieron la interconexión de todos los consultorios y hospitales de su zona. Ahora pueden ver que recursos se están usando, cuantas camas están disponibles, cuales son los tiempos de espera, todo esto gracias a la incorporación de tecnología. Todo ese proceso es enriquecedor para los equipos de salud. Las empresas tienen mucho que aprender, lo que nosotros hemos visto, es que los procesos exitosos han sido cuando la empresa ha pasado a ser parte del equipo del hospital. Existe una construcción conjunta y trabajo en equipo. Traer el software e incorporar al equipo en el proceso de implementación genera resultados positivos y es enriquecedor tanto para el equipo que trabaja como para la población atendida.

¿Qué desafíos tienen de aquí en adelante?

Desafíos enormes en esta área tan grande como lo es la salud. Lo bueno es que existe consenso en cuáles son los desafíos. Los servicios de salud funcionan como islas en Chile, hay 29 servicios cada uno con su sistema y sus normas. Avanzar en este tema es algo que tenemos que hacer si o si. Los actores de salud son muchos más que consultorios y hospitales, el ISP, FONASA, actores tanto públicos como privados. Lograr la coordinación es algo que estamos haciendo pero en lo que queremos profundizar.