Proyecto ECHO: Una innovadora propuesta de telemedicina fue presentada en el Hospital Clínico de la U. de Chile

Conectar a equipos de salud de zonas alejadas con especialistas universitarios de grandes centros médicos a fin de mejorar la atención de los pacientes, democratizar el conocimiento y el acceso a la salud, son parte de los objetivos del proyecto Extension for Community Healthcare Outcomes -ECHO por su sigla en inglés-, iniciativa que surgió en Estados Unidos y que hoy se extiende alrededor del mundo. Esta mañana el Dr. Henry Cohen, director ECHO Uruguay, visitó Hospital Clínico de la U. de Chile, donde relató a los presentes la experiencia vivida en su país y les invitó a los presentes a hacerse parte de esta innovadora propuesta.

Hace 12 años el gastroenterólogo de la Universidad de Nuevo México, Sanjeev Arora, estaba preocupado porque era el único especialista en su área en todo el estado de Nuevo México capaz de diagnosticar y tratar una hepatitis C. Eso lo llevó a dedicarse a enseñarle al personal de salud radicado en pequeñas ciudades, pueblos, áreas rurales y en cárceles de la zona, sobre cómo diagnosticar y tratar la enfermedad y luego darle un apoyo con diferentes herramientas de telemedicina, con el fin de resolver los problemas de los pacientes que surgirían sobre la marcha. Así empezó el Proyecto ECHO, hoy implementado en catorce países del mundo y en algunas de las universidades más prestigiosas del mundo como Harvard y Chicago.

“La misión del Proyecto ECHO es expandir la capacidad de proveer mejor asistencia en áreas rurales y en lugares menos privilegiados alejados de los centros asistenciales y de los especialistas”, explicó esta mañana el Dr. Henry Cohen, director del Proyecto ECHO en Uruguay, gastroenterólogo y académico de la Universidad de la República, quien invitado por el Proyecto Telemedicina que une al Centro de Informática Médica & Telemedicina (CIMT) y al Hospital Clínico de la Universidad de Chile (HCUCH), dictó la charla “Mejorando la salud para todos: Proyecto ECHO”.

Junto con agradecer la oportunidad de escuchar sobre la experiencia uruguaya, la Dra. Patricia Gómez, directora Académica del HCUCH y directora ejecutiva del Proyecto Telemedicina CIMT+HCUCH, afirmó que, “la medicina necesita en parte también este tipo de herramientas que de ninguna manera significa que nuestra atención al paciente desaparezca. Son cosas complementarias y tenemos que desarrollarlas. Invito a todos a pensar en sus áreas, dónde podrían ofrecer alternativas de este tipo, tratemos de ser innovadores, de empezar también a pensar en nuevas líneas donde la telemedicina y la teleducación pudieran ser útiles”.

Descentralizar el conocimiento

Desde 2012 el Dr. Cohen lidera el Proyecto ECHO Uruguay, iniciativa que propone el uso de nuevas tecnologías para entrenar a médicos generales, rurales, de atención primaria o de familia en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades complejas, enfrentando las disparidades en los sistemas de salud.

Siguiendo al especialista, el fundamento del éxito de este programa se resume en la eficacia con la que descentraliza el conocimiento científico disponible en el hospital universitario hacia los equipos de salud dispersos en la comunidad, creando y fortaleciendo la capacidad de éstos para la asistencia de más pacientes y más patologías, con sus consecuentes beneficios para la población de las localidades más aisladas de los centros urbanos.

El sistema puesto en marcha en Uruguay implementó las llamadas “teleclínicas” o reuniones por videoconferencia, en las que según relató el gastroenterólogo, “los médicos del interior presentan casos complejos, que requieren revisión de los especialistas, se discute entre todos los participantes en forma horizontal, todos tienen derecho a opinar y preguntar, y en ocasiones se hacen didácticas (…) Utilizamos herramientas de telemedicina, pero a diferencia de lo que se llama corrientemente telemedicina, esta corriente nuestra evita atender directamente a los pacientes por teleconferencia, porque de esa forma no se desmonopolizan los conocimientos ni se multiplica la cantidad de pacientes atendidos”.

La repetición de esta metodología, mes tras mes, detalló el Dr. Cohen a los asistentes “lleva a que los equipos de salud de interior se especialicen de alguna manera; van avanzando en sus conocimientos de forma progresiva y van a poder en un futuro, tratar por sí mismos a la amplia mayoría de los pacientes complejos, generando un círculo virtuoso de aprendizaje y disminuyendo claramente la cantidad de pacientes que se trasladan a los centros de mayor desarrollo”.

Actualmente en el mundo existen 46 patologías que se tratan dentro del sistema ECHO y en Uruguay –el primer país en Latinoamérica en implementar esta metodología–, ascienden a diez, entre las que se encuentran VIH, insuficiencia cardíaca, autismo y cáncer cervical. “El proyecto ECHO es un movimiento que está revolucionando las normas de atención médica a nivel global”, concluyó el Dr. Cohen en su conferencia, asegurando que a 2025 esperan haber beneficiado a 1.000 millones de personas.