Subsecretaría de Economía y CORFO crearán centro de certificación de estándares para TIC en Salud

Para su funcionamiento se proyecta la construcción de un recinto de 2.000 m2, que cuente con equipamiento para la simulación y prueba de las tecnologías, con el objetivo de superar las asimetrías de información y facilitar los procesos de compras de innovaciones en el sector salud.

A partir de 2016 el país contará por primera vez con un Centro de Certificación de Estándares para sistemas de información en salud gracias a un proyecto que está desarrollando la Subsecretaría de Economía a través de su programa estratégico Salud+Desarrollo (S+D) y en conjunto con la CORFO.

La certificación de estándares en tecnologías y servicios en salud facilitará la adopción de nuevas tecnologías por parte de los prestadores de salud, sobre todo de tecnologías innovadoras, ya que acreditará que cumple con los requisitos mínimos para que puedan intercambiar datos con los sistemas de información de otros prestadores.

Actualmente, el que no exista un ente certificador de estándares en Chile implica que cada prestador tiene tecnologías de información aisladas y, por lo tanto, los emprendedores deben adaptar sus tecnologías a cada entidad, lo cual es muy costoso e impracticable para la mayoría. Esto a su vez impide la interconexión entre servicios, dificultando la toma de decisiones, optimización de recursos y desarrollo de compras inteligentes.

La certificación otorgará un sello de calidad a nuevas tecnologías de emprendimientos que hoy no pueden ingresar al sistema. También asegurará que las que ya existen permitan el desarrollo de modelos de negocio tipo “bus”, donde un proveedor principal puede anexar a otros más pequeños y especializados, formando así la Historia Clínica Compartida.

Por lo tanto, el centro promoverá la entrada de TICs hacia los prestadores de salud (hospitales, consultorios, clínicas, centros médicos, laboratorios entre otros), permitiendo que se masifique el uso tecnologías y servicios médicos, lo cual beneficia no sólo los emprendimientos, sino que también a la población que tendrá una mayor cobertura de servicios médicos.

Aisen Etcheberry, Gerenta del programa S+D, señala que desde Economía se reconoce el potencial del sector salud para el desarrollo productivo. “Invertir en mejores tecnologías para la salud puede contribuir a mejorar la salud de los chilenos y también a lograr un crecimiento económico más equitativo”.

En ese contexto, agrega, “estándares e interoperabilidad son el pilar sobre el cual, al igual que otros países de mundo, puede crecer la innovación, el emprendimiento y la industria para este sector. Desde el programa S+D esperamos contribuir al éxito de la estrategia de Salud Conectada, fortaleciendo la calidad de nuestros proveedores”.

 

Características del Centro

La certificación de tecnologías y servicios en salud es un mecanismo eficaz para superar las asimetrías de información y facilitar los procesos de compras de innovaciones por el sector salud.

Los estándares bajo los cuales se certifica son reconocidos internacionalmente, por lo que el proceso de certificación facilitaría, además, el ingreso de tecnologías a mercados internacionales.

Los estándares que el centro certificará son: HL7, W3C, Oasis, DICOM, LOINC y SNOMED, entre otros.

Para su funcionamiento de este centro se proyecta la construcción de un recinto de 2.000 m2, que cuente con equipamiento para la simulación y prueba de las tecnologías. Además se espera que, en un plazo de 5 años, logre aplicar un modelo de sustentabilidad en base, principalmente, a la provisión de servicios.

Además de las funciones de certificación, el centro debe contribuir a la generación de nuevos estándares, creación de capacidades, y para ello se requiere que sea imparcial e independiente pero con una estrecha vinculación y trabajo conjunto con el Ministerio de Salud.

Asimismo, se espera que esté en constante vinculación con la industria e innovadores y así pueda facilitar su rol de catalizador entre tecnologías y el sector salud. Para ello se propone la incorporación, dentro de su modelo de gobernanza, de representantes del Ministerio de Salud y de Corfo/Ministerio de Economía. Finalmente, y considerando el rol que puede tener en el fomento a nuevas innovaciones, se podrían valorar aquellas propuestas que incorporen elementos de fomento a la innovación, incubación u otros.

Fuente: Ministerio de Salud