Chile: Alianza público-privado da un gran paso para la Interoperabilidad en Salud

trendtic.jpg

Con el lanzamiento de la Cuenta Médica Interoperable, el pasado 25 de Octubre, en donde 10 prestadores de servicios públicos y privados comenzaron a interoperar en tiempo real, se dio un gran paso para lograr próximamente, una interoperabilidad total en el sector salud de Chile.

Este primer paso, fue impulsado por Fonasa con el apoyo del Comité de Transformación Digital de CORFO, el Centro Nacional de Información en Salud (CENS) y permitirá estandarizar la información sanitaria y financiera de los afiliados al sistema público, quienes podrán acceder a prestaciones de salud directamente en el centro médico y hospitalario sin necesidad de acudir a una sucursal para la compra de un bono o la valoración de un programa médico.

“Es un hito fundacional, hay un antes y un después de hoy día en el sector salud de Chile, porque lo que hoy día estamos demostrando, es que nosotros podemos transformar el sistema de salud chileno físico, en un sistema virtual y que podemos seguir a los pacientes desde el punto de vista sanitario y financiero”, destacó Jeanette Vega, Directora Nacional de Fonasa.

Por su parte, Eduardo Bitrán, vicepresidente de CORFO, señaló que “la transformación digital de los sectores productivos sólo es posible con una estrecha vinculación y compromiso público-privado. El lanzamiento de la Cuenta Médica Interoperable es una demostración de eso. Estamos dando el primer y más importante paso hacia una salud donde la información sigue al paciente”. A lo que el Gerente General de CENS, Camilo Erazo, agregó: “este esfuerzo de coordinación entre los sectores público y privado es la antesala para una real interoperabilidad de nuestro sistema de Salud, que permitirá avances muy necesarios con impacto directo en la calidad de vida de los pacientes y el crecimiento de la industria de tecnologías de información en salud chilena.

La Cuenta Médica Interoperable contempla el intercambio de datos en cuatro ámbitos: (1) encuentro médico y actores involucrados; (2) prestaciones aranceladas; (3) prestaciones no aranceladas y; (4) diagnósticos y problemas de salud. Lo que permitirá una trazabilidad sanitaria y financiera del paciente.  Y las instituciones que operarán bajo esta modalidad en esta primera etapa serán: Fonasa, los Servicios de Salud Araucanía Sur, Maule, Talcahuano, Arauco y Viña del Mar – Quillota, el Hospital de La Florida, además de la Clínica Dávila, Clínica Indisa, Megasalud e Integramédica.

Esta iniciativa fue posible también, gracias a la participación de la industria tecnológica, con proveedores como Oracle, Intellego, Rayen Salud, Intersystems, Indra, Antares e Idemia.

“Este hito lo que logra demostrar, es que cuando hay un proyecto mayor, que es un aporte a la salud de las personas, es posible que las voluntades de los distintos actores en el sector salud se alineen, que los aspectos técnicos conversen y que se aúnen para lograr en un corto plazo, un resultado exitoso como este”, destacó Sandra Gatica, Gerente General de Rayen Salud.

La cuenta médica interoperable de Fonasa se enmarca en los desafíos de la Agenda Digital 2020, un conjunto de acciones gubernamentales para promover el uso y alcance de la tecnología en Chile, y su contribución al mejoramiento de la salud a través de alianzas entre diversos actores del ámbito de las tecnologías de la información. Se espera que una vez finalizada esta fase piloto, en los próximos meses su implementación se haga extensible a nivel nacional.

Fuente: Revista TRENDTIC